Moussaka Vegana

La moussaka es un plato emblemático de la gastronomía griega con raíces en la cocina otomana, que también se encuentra en variantes de la cocina de otros países mediterráneos como Turquía y los Balcanes. La tradicional consiste en capas de berenjenas cortadas en rodajas, carne picada de cordero o res sazonada con especias como canela y comino, tomate y a veces papas, mientras que nuestra Moussaka vegana utiliza la soja texturizada para dar la perfecta consistencia al relleno.

Aunque la versión más común de la moussaka se hace con berenjenas, también hay variantes que utilizan papas o calabacines en lugar de berenjenas, y en algunas regiones se le agregan ingredientes como queso rallado o hierbas frescas.

Moussaka vegana

Ingredientes para 6 personas

  • 250g soja texturizada media
  • 1 cebollas
  • 3 berenjenas
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva extra-virgen
  • Caldo vegetal
  • 2 latas de tomate triturado
  • 1 lata de tomate frito (de buena calidad o hacerlo en casa)
  • 1 patata

Ingredientes para la bechamel

Preparación

Antes de todo cortamos las berenjenas en rodajas de 1 cm, y las ponemos en un colador, salándolas y con un peso en la parte superior (para que pierda parte de su agua amarga), luego las lavamos, secamos con del papel y las freímos en aceite
bien caliente, quitamos el exceso de aceite y reservamos.
Hervimos en el caldo vegetal por 10 minutos la carne de soja, dejamos enfriar.

Troceamos las cebollas, las estufamos con aceite y guindilla, añadimos la carne de soja, la sal, la pimienta y dejamos cocinar hasta que nos quede bien sabroso. Dejamos a parte.
Preparamos la bechamel: en un cazo unimos el aceite con la harina y dejamos
tostar a fuego lento, añadimos la leche templada poco a poco y mezclamos rápidamente para que no queden grumos, (si esto pasara, deshacerlos con una batidora de mano), añadimos la sal, una pizca de nuez moscada y dejamos espesar.
Unimos 4 cucharadas de bechamel y el tomate a la carne de soja, dejamos cocinar y reservamos.

Lavamos las patata y cortarla en lonchas finitas.
En un molde para horno aceitado creamos nuestra lasaña empezando con una base de patatas, tomate frito, berenjenas, carne de soja, siguiendo este orden hacemos todas las capas y acabamos con las berenjenas, bechamel, pan rallado y aceite.
Horneamos por 25 minutos a 200º, cubrimos la superficie con papel de plata y cocinamos
a 180º por otros 15 minutos.

Dejamos descansar varias hora antes de servir nuestra Moussaka vegana.
Esta aún más bueno al día siguiente.