«Explora los beneficios nutricionales del trigo sarraceno: el grano saludable y libre de gluten»

El trigo sarraceno es una planta de la familia Polygonaceae, también conocido como alforfón, trigo negro o alforfón común. A pesar de su nombre, no es un tipo de trigo y es libre de gluten.

Trigo sarraceno

Se originó en Asia y se extendió por Europa durante la Edad Media. Fue introducido en América del Norte por los colonos europeos en el siglo XVII. En la actualidad se cultiva en todo el mundo, desde Europa hasta Asia y América del Norte.

Se ha utilizado durante siglos en muchas culturas como alimento básico debido a su facilidad de cultivo y sus beneficios nutricionales. Se ha utilizado en la cocina tradicional de muchos países, como Japón, donde se utiliza para hacer soba (en formatos fideos), y en Rusia, donde se utiliza para hacer kasha (un plato de grano caliente).

¿Que nos aporta?

Es un grano entero rico en nutrientes. Es una excelente fuente de proteínas, fibra, hierro y magnesio. Además, es rico en antioxidantes, especialmente en rutina, que se cree que tiene propiedades antiinflamatorias y antitumorales.

¿Es el trigo sarraceno libre de gluten?

Sí, es naturalmente libre de gluten, lo que lo convierte en una excelente opción para personas con sensibilidad al gluten o enfermedad celíaca.

¿Cómo se cocina?

Como cualquier otro grano. Primero, enjuaga con agua fría, escúrrelos y añade dos tazas de agua por cada taza de trigo sarraceno y cocinadlo a fuego medio durante unos 15 minutos, hasta que esté tierno. También puedes optar para su versión en harina, para preparar panes, postres y pastas, en copos y hinchado para tu desayuno.

¿Qué sabor tiene?

El trigo sarraceno tiene un sabor terroso y un poco a nuez. Es un sabor distintivo que lo hace ideal para una variedad de platos.

El trigo sarraceno es un grano entero nutritivo y sin gluten que ha sido un alimento básico en muchas culturas durante siglos. Elige un trigo sarraceno ecológico de calidad y disfrútalo también en sus versiones; en harina, hinchado, en copos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta