Legumbres

Las legumbres han sido y siguen siendo uno de los pilares que permiten alimentar a la población mundial. Sus cultivos son básicos en la agricultura sostenible, ya que son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico y transformarlo en compuestos nitrogenados que abonan y restauran los suelos.
En Grans de la Terra apostamos por ofreceros la excelencia de nuestra tierra, tanto ecológicas como de cultivo tradicional. Con más de 30 clases de alubias, garbanzos, lentejas, guisantes y soja.

Variedades de legumbres

Las legumbres se pueden separar en 7 familias principales:

Los Garbanzos: se utilizan en una variedad de platos, siendo los más comunes el lechoso, el castellano y el pedrosillano.
Las Lentejas: están disponibles en diversas variedades, como las lentejas verdes, pardinas, rojas, amarillas, etc.
Las Alubias: probablemente de la familia más extensa. Algunas de las más famosas son la pinta, el judión, la fabada, el frijol negro, la carilla y la deliciosa autóctona ganxet.
Las Habas: a menudo se utilizan en guisos, sopas y platos mediterráneos.
Los Guisantes: incluyendo guisantes verdes, amarillos, guisantes partidos y guisantes de ojo negro.
La Soja: es una de las legumbres más versátiles y se utiliza para hacer una variedad de productos, como tofu, leche de soja, salsa de soja, aceite de soja y edamame.
Y los Cacahuetes: aunque a menudo se consideran frutos secos, los cacahuetes son legumbres.

Los beneficios nutricionales de las legumbres

Las legumbres son la excelencia en términos de nutrientes de alta calidad; su índice glucémico es bajo y no contienen grasas saturadas. Contienen principalmente hidratos complejos de absorción lenta, proteínas entre un 20% y 40% de su peso, que al combinarse con los cereales incrementan su valor biológico. Además, contienen vitaminas y minerales, principalmente vitaminas del complejo B (B1, B2, B3 y B6), y minerales como el potasio, magnesio, zinc, hierro y fósforo, así como fibra.